viernes, 15 de octubre de 2010

MEJOR QUE DARLE UN CORREAZO A LOS HIJOS

La mayoría de la gente considera hoy en día que pegarle un correazo a un niño no es apropiado.

Yo he probado otros métodos para controlar a mi hijo cuando tiene "uno de esos días" y uno que me resulta muy efectivo:
es simplemente llevar al niño a dar una vuelta en el carro.

Durante el rato que dure la vuelta, no hablamos y le dejo tiempo para que reflexione sobre su comportamiento.

No sé si se trata de las suaves vibraciones del vehículo mientras se desplaza, o simplemente el hecho de que el niño se aleja por un rato de las distracciones habituales: tele, videojuegos, computador, etc. El caso es que mi hijo, después de la vuelta en coche, está muchísimo más tranquilo.
Creo que el
contacto visual que tenemos durante todo el tiempo es lo que realmente consigue estos resultados tan buenos.

Aquí te mando una de las fotos que hice durante una de estas sesiones, por si quieres imitar la técnica:

ACLARATORIA

Este es un sitio en el que coloco todas aquellas cosas que encuentro en la red y que me parecen interesantes. Es totalmente sin fines de lucro. Todo aquel que sienta que sus derechos personales o patrimoniales han sido lesionados por algún post o publicación realizada en este blog, agradezco comunicarse conmigo e inmediatamente será retirado.
 
Ir abajo Ir arriba